BLOG

Café de especialidad

La diferencia principal entre el café de especialidad y el regular es el proceso de producción; mientras el que se compra en el supermercado es generado en masa sin mucho cuidado en la calidad, el de especialidad se prepara a mano y cuidando cada detalle de su preparación, desde la recolección de la cereza, hasta que el barista lo prepara.

Sin embargo, que la preparación del café sea completamente a mano, no significa que el producto sea de especialidad. Para definir cual es un café de especialidad se requieren de criterios específicos y que reciba una certificación que lo avale como tal.

En los siguientes apartados, te explicaremos cómo se prepara el café de especialidad y cuales son las medidas que los expertos toman en cuenta para otorgar esta certificación.

 

¿Cómo se prepara el café de especialidad?

El proceso de preparación que lleva este café es muy detallado y cuidado, comienza con la recolección únicamente de las cerezas rojas que ya están maduras y termina cuando el barista lo prepara a la perfección para que obtengas una deliciosa taza de café. El viaje de la semilla hasta tu taza es el siguiente:

● Elegir la semilla correcta

Es importante señalar que, de los dos tipos de semillas que existen en el mundo, para hacer un café de especialidad se debe utilizar la arábica. Para cafés gourmet y de especialidad se utiliza esta semilla porque produce más sabores y olores que la semilla robusta.

La cosecha de ambas es diferente, la arábica crece en climas fríos y a una altura de entre los 800 y los 2100 metros sobre el nivel del mar; en tanto que la semilla robusta es de lugares más cálidos y a una altura más baja. La planta de la semilla arábica es más delicada y requiere de mayores cuidados, mientras que la robusta es más resistente y no necesita de tanta atención.

Además del sabor, la arábica tiene menos cafeína, pero es más ácida que la robusta. Generalmente, la robusta se utiliza para producir café soluble.


● Recolectar sólo las cerezas de café maduras

Para preparar un café de especialidad se requiere que las cerezas de donde saldrán los granos estén maduras y ya tengan un color rojo; si, al momento de escogerlas, se revolvieran las cerezas verdes o las que ya están muy maduras, se obtendría un café muy amargo y perdería su calidad.

Debido a esto, la persona encargada de recolectar las cerezas para producir el café de especialidad debe saber escoger lascuales ya están listas para su preparación. Los expertos recolectores duran mucho tiempo en las plantaciones escogiendo los frutos uno por uno.

Un café común se prepararía con una mezcla de granos de verdes y muy maduros, la recolección no duraría mucho tiempo y no sería tan cuidada y el café que resulte al final no tendría tan buen sabor.

● Escoger los granos perfectos

La recolección una por una de las cerezas fue solo el principio, pues ya que se han recolectado suficientes tienen que separarse los granos del fruto y escoger solo aquellos que no tienen daño. Si el grano de café está defectuoso se aparta para producir café comercial.
Por fuera, la fruta podría verse perfecta, pero al momento de despulparla, su interior no sería tan bueno; solo se recolectan y separan los granos de café que no tienen daño.

Tanto la recolección de las cerezas maduras, como la selección de los granos perfectos son dos puntos que son característicos del café de especialidad y, como su nombre lo indica, lo hacen especial y muy poco común.

● Darle al grano de café el mejor tueste

Con los granos perfectos seleccionados, el siguiente paso es darles el tueste ideal ya que es en este punto donde obtendrán todo su sabor. Desde un tostado ligero hasta uno oscuro, es importante cuidar que el encargado de realizar este trabajo vigile detenidamente que no lleguen a sobrepasarse de tueste, no basta con solo colocarlos en la máquina, pues después de 30 días de tuestes, el grano pierde su sabor y aroma.

Un tostado ligero dará un aroma afrutado y un toque de acidez; el sabor de uno medio será más equilibrado, tendrá un olor más robusto y será menos ácido; un tostado medio- oscuro generan un sabor y aroma más intenso al café y pierde por completo su acidez; finalmente, un tostado oscuro dará al café un gusto amargo y con un toque ahumado.

● Saber preparar el café

Una vez que el grano ha sido tostado, el café de especialidad está listo para molerse y prepararse; es aquí donde entra en juego la labor del barista y debe demostrar su capacidad para hacer la taza de café perfecta.

Un buen barista sabrá la molienda perfecta para que el grano de café libere todo su sabor al momento de hacerlo. Si lo prepararás en una máquina de espresso o si en casa tienes una cafetera regular, debes saber qué molienda es la ideal para que tu taza tenga el sabor y aroma correctos.

Es así como se prepara el café de especialidad que, a diferencia del comercial, lleva un proceso más detallado y cuidado. Este café no es muy común y solo se prepara en algunas cafeterías. Si el grano sigue todo este proceso a la perfección, obtendrá una puntuación superior a los 80 puntos del sistema internacional de evaluación de calidad, por parte de la Asociación de Cafés Especiales.

El proceso artesanal de preparación del café de Cafetto 22 es tan cuidadoso que gracias a ello ha obtenido una puntuación en cata de 83.67, haciéndole un café de especialidad.

Además, no utilizan pesticidas o herbicidas que puedan dañar la planta de café. Al comprar con Cafetto 22 también ayudas a los pequeños productores que realizan la recolección y selección del grano en el estado de Veracruz. Haz tu pedido ahora en Tienda en línea Cafetto 22 y llegará hasta la puerta de tu casa, pues tienen entregas en todo el país.